Uno de las famosas atracciones con que cuenta Yucatán, son las lagunas de color rosa de «Las Coloradas», no obstante, la distancia a veces entorpece mucho poder llegar hasta esta localidad de la península, por lo que es un destino poco conocido, pero hoy te traemos una maravillosa opción para que puedas disfrutar de este increíble lugar que se ha convertido en uno de los sitios favoritos tanto de locales como de extranjeros.

Las Salineras de Xtampú se hallan a 30 minutos de Mérida, adyacente a las playas de Progreso y Telchac, en la Cosa Esmeralda. En este lugar, un grupo de pescadores dispusieron salvar el trabajo de la sal en el litoral, trabajo comenzado por los antiguos mayas y muy popular en el siglo XX, constituyendo así la hermandad Meyah Ta’ab.

El distintivo color se da debido a las altas concentraciones de sal y al crustáceo “Artemia salina” que igualmente sirve de alimento a flamencos que cercan la zona. Al recorrer estas salineras mayas podrás conocer las fases artesanales del cultivo y la recolección de sal en el área, que data de la época de los antiguos ancestros mayas, y que germino en el siglo XX en la zona costera, en la conocida Laguna Rosada.

Asimismo, si estás en búsqueda de un regalo peculiar y hermoso a la vista, puedes adquirir la sal directamente de la cooperativa.

Aquí podrás extasiarte mirando las charcas rosadas y tomar extraordinarias fotos, ya que no está permitido bañarse en ellas, pero puedes hacer la dinámica de exfoliación, durante la cual probablemente veas a los flamencos.

También puedes aprovechar este paraíso mexicano y hacer un picnic con familiares y amigos. A pocos minutos de allí puedes llegarte a la tranquila playa de Telchac y alojarte en un hotel boutique o cabaña.

Se recomienda vestir ropa cómoda, ligera y llevar sobrero o gorra, así como bloqueador solar, sin olvidar agua para mantenerse hidratado. El precio de ingreso a las Salineras de Xtampú es de $20 pesos por persona y está accesible todos los días de 8 am a 5 pm.

Xtampú queda a una hora de Mérida, así que es el destino perfecto para disfrutar de la “capital blanca” y así visitar la Plaza de la Independencia, el museo Montes Molina, la Catedral y la Casa de Montejo, otro museo testimonio de la preciosidad arquitectónica del Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here