Para los trotamundos apasionados por la relajación y la tranquilidad, así como por los alojamientos únicos, que posibiliten estar en contacto con la naturaleza, este hotel es ideal, pues no solo brinda todos los servicios y atractivos para garantizar una estadía placentera e extraordinaria, sino que cuenta con vistas grandiosas a una preciosa cascada natural que quedó adentro de sus instalaciones. Se trata de Misión Grand Valle de Bravo, un hotel perfecto para aquellas parejas que anhelen escapar de la rutina y pasar unos días llenos de romance.


Está ubicado en el bosque Avándaro, a tan solo un kilómetro del afamado lago que lleva el mismo nombre y a 15 minutos del centro del pueblo mágico de Valle de Bravo, este hermoso hotel es perfecto para extasiarse mirando la naturaleza en toda su magnificencia, pues está rodeado de árboles y prácticamente desde cualquiera de sus áreas podrás embelesarte con vistas maravillosas.

Asimismo, Misión Grand Valle de Bravo promete, en su recién remodelado spa Real A’ayani, todos los medios para lograr una conexión de cuerpo, mente y espíritu, en un área muy próxima a la bella y relajante caída del agua de la cascada Refugio del Salto, un portento natural que quedó dentro de las instalaciones del hotel y que da vida a un ambiente encantador y colmado de paz.


Las visitas podrán recibir desde masajes de sanación, lecciones de yoga y baños de purificación, hasta terapias de salud alternativa, terapias emocionales y terapias transpersonales, mientras gozan del sonido del agua o observan la cascada, todo con el propósito de ayudar a recobrar la paz interna.

Todas las habitaciones del hotel Misión Grand Valle de Bravo cuentan con una vista privilegiada al bosque y están provistas de las mejores amenidades: wifi, televisión por cable, camas espaciosas, un decorado rústico que está en perfecta armonía con el contexto natural y todos los servicios para que los clientes tengan una estadía placentera y completa.

El hotel también tiene una piscina climatizada desde donde se puede ver la cascada. De igual manera, con la misma vista extraordinaria a la caída del agua se halla su restaurante Del Pueblito, un lugar ideal para los foodies, pues podrán disfrutar de sabrosos platillos tradicionales de la gastronomía mexicana, beber ricos drinks en su bar y si son peritos mezcaleros, beber un trago en su barra experta en este destilado.

Es así como Misión Grand Valle de Bravo es el hospedaje ideal para los trotamundos que busquen un alojamiento lleno de paz y tranquilidad situado en un encantador hábitat natural. Déjate enamorar por los encantos de este pueblo mágico del Estado de México y visita este bello y extraordinario hotel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here