En Atlanta, Georgia, hay muchos sitios que se pasan por alto y que necesitan un mantenimiento importante, pero la falta de mantenimiento ha añadido un encanto peculiar a la mayoría de estos lugares abandonados, que hace que la gente quiera explorarlos. Atlanta cuenta con algunos de los mejores sitios abandonados, así que anota cada uno de ellos si buscas una recreación espeluznante pues hoy te traemos los cinco lugares abandonados que debes visitar cuando estés en esta bella ciudad.

1. Patio Pullman

Pullman Yard es un sitio abandonado que se halla en 25 acres de un área a lo largo de Roger Street. Este patio una vez fue manejado como maquinaria agrícola, que se usó como un centro de empleo donde se llevó a cabo el avance residencial en la zona. Se utilizó como centro de fabricación durante la Primera Guerra Mundial, donde se fabricaron municiones. Luego, por supuesto, este lugar se torna en un punto de ostentación turística.

Desafortunadamente, este sitio fue abandonado y empezó a ser conquistado por la naturaleza por falta de mantenimiento después de una larga etapa. Sin embargo, todavía luce como un área inquietantemente hermosa que puedes visitar y de hecho deberías hacerlo antes de que se destruya totalmente.

2. Estadio Alonzo Herndon, Morris Brown College

El estadio Alonzo Herndon ha traído agradables recuerdos a los devotos del deporte que frecuentaban los partidos en este estadio. Esta instalación fue edificada en 1996 para hospedar los juegos olímpicos de hockey de Atlanta.

Poco después de que acabaron los Juegos Olímpicos, el estadio Alonzo Herndon se manejó como escenario para tomar una escena «Fairfield Stadium» en el filme «We Are Marshall». Los problemas iniciaron cuando la escuela perdió la acreditación y acortó el número de estudiantes que iban a ella. Entonces se tornó un vertedero de basura y las visitas llenaban la pared con grafitis. La universidad ha seguido registrando a unos 40 estudiantes, pero el estadio, que alguna vez fue un sitio apasionante, es sólo un lugar de memorias que hoy está muy abandonado.

3. Pratt-Pullman Train Yard

Pratt-Pullman Train Yard está ubicado en el lado sur de Little Five Points. Este patio de trenes se halla en un terreno de 27 acres y, desde que se paró, se ha olvidado paulatinamente con el tiempo. Según el Atlanta Journal-Constitution, esta instalación se abrió por primera vez en 1900 como Machine Company y Pratt Engineering, donde acostumbraban crear maquinaria y equipo militar para servir al personal del ejército que combatía en la Primera Guerra Mundial.

En 1922, Pullman Tran Company adquirió esta instalación para emplearla como depósito de manutención para vagones de tren. Este lugar se ha utilizado a veces para escenas de películas como «Rápido y furioso» y «Los juegos del hambre». Hoy en día aún está abandonada, y el área está invadida por vegetación y grafitis.

4. El puente a ninguna parte

Si estas en Atlanta y conduces en la intersección de Northside Dr. NW y Highway 78, es probable que pases este «puente a ninguna parte» sin siquiera percatarte. Según las observaciones de Historic Bridges.org, este puente fue erigido en 1912 y se halla justo al lado de Buckhead Avenue.

Este puente se elevó para ser utilizado como ruta principal y facilitar el tránsito de Atlanta. El nombre que se le dio procede del mero hecho de que llevaba a la gente a ninguna parte. Solo abandona a la gente en la carretera donde no hay una vía de conexión. Ha estado abandonado durante algún tiempo, y paulatinamente se ha trasformado en hogar para personas sin casa y está siendo vencido por la tierra.

5. Granja de la prisión de Atlanta

Según Odyssey, esta prisión abandonada se halla en una granja de 1248 acres que fue obtenida en 1918 por la Penitenciaría Federal de los Estados Unidos en Atlanta. Este lugar no fue una prisión tradicional. Fue creada para detener a quienes fueran hallados en delitos menores. La idea detrás de la granja de la prisión era que los delincuentes fueran rehabilitados y que cosecharan su propia comida. Los presos también poseían diferentes tipos de animales de granja, y a los guardias que los patrullaban en la granja no se les consentía caminar por la granja con armas de fuego.

Aunque esta prisión tuvo buenos resultados durante algún tiempo, fue cerrada abruptamente en 1965, y ese cacho de tierra ha seguido desolado desde entonces. Cuenta la leyenda que la granja se tornó en un lugar de enterramiento donde se llevaron muchos de los grandes animales del zoológico de Atlanta. La instalación ha visto numerosos sucesos de incendio. Decenas de artistas que han pasado por este lugar en los últimos tiempos han pintado su pared con coloridos grafitis. Es el lugar ideal cuando planeas filmar un video musical habitual o una película de terror.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here