La casa en el aire es un hostal de Colombia que cuenta con singulares habitaciones suspendidas a 20 metros de altura. Conjuntamente con el alojamiento sólo para diez personas, el lugar, que se encuentra situado sobre un cerro en Antioquia, promete a sus huéspedes una experiencia deportiva, natural y amigable con el medio ambiente.

Aproximadamente a 2.500 metros sobre el nivel del mar, en el distrito de Abejorral, departamento de Antioquia, Colombia, se alza retadora ‘la Casa del aire’, un hostal edificado sobre el cerro San Vicente, a unos 20 metros de altura y rodeado de ecosistema.

Su dueño y creador es el alpinista Nilton López, quien atestigua haber cumplido un viejo sueño con la edificación de este hospedaje, cuya particularidad central es ser muy apegado al medio ambiente.

Para ello, éste se abastece 100 % de energía solar, ocupa agua de una cascada cercana y llevan toda la basura suscitada a la ciudad de Medellín.

Levantada en madera y con cubierta de chapa, sobre el que se despliegan paneles solares, para llegar a esta casa se debe andar a pie un sendero natural, envuelto por cerros, en un área de gran biodiversidad e impresionantes paisajes. Pero en el último trecho la aventura es mayor y no para todo tipo de personas, ya que se debe transitar colgado de una tirolesa.

La Casa en el aire sólo cuenta con capacidad para 10 personas y no tiene habitaciones privadas. Este insólito hospedaje dispone de un baño, una ducha, cocina, colchones y sábanas.

Aparte de la experiencia de hospedarse en una casa suspendida en el aire, aquí se pueden encontrar dinámicas como salto al vacío desde 40 metros de altura, pausas en hamacas colgando a 35 metros de la tierra, caminatas y bajada en rappel por una pared vertical de 550 metros, entre otros pasatiempos extremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here