Para muchos que sueñan con convertirse en miembros de una tripulación de cabina, un gran obstáculo es el hecho de contar con tatuajes visibles, sin embargo, recientemente dos grandes compañías anunciaron novedades al respecto: la británica Virgin Atlantic y la española Iberia.

Hasta ahora la gran mayoría de compañías no aceptan candidatos tatuados en zonas visibles o piden a sus empleados que se los cubran. Una de las grandes excepciones era Air New Zealand, compañía en un territorio en el que los Tā moko son tradición milenaria y que están resurgiendo con fuerza como parte del renacimiento de la cultura maorí.

“Permitir que nuestros empleados expresen su individualidad y herencia cultural a través de los tatuajes es el último paso en nuestro camino para aceptar verdaderamente la diversidad”, afirmó la compañía en septiembre de 2019.

Virgin Atlantic, aerolínea que pertenece al conglomerado homónimo impulsado por Richard Branson, se le une. El pasado 31 de mayo, con motivo del Día Internacional del Asistente de Vuelo, informó que sus empleados podrán mostrar sus tatuajes “con orgullo”. 

La compañía se enorgullece de ser la primera de Reino Unido en dar ese paso y animan a su plantilla a “expresar sus identidades únicas”.

Iberia aplica el cambio de forma discreta

Si bien Virgin lo ha anunciado con bombos y platillos, Iberia también ha hecho cambios, aunque con discreción. Aprovechando el debut de su nuevo uniforme — diseñados por la catalana Teresa Helbig—, la compañía española modificó su código de uniformidad.

Según algunos de sus empleados, se modificó el párrafo correspondiente a la visibilidad de los tatuajes, hasta ahora prohibida. La aerolínea afirma que estarán permitidos, pero que deben “ser discretos y de menos de 2,5 cm de diámetro”.

Igualmente, subrayan que su contenido “debe ser respetuoso”, sin poder ser interpretado como violento o desagradable. Por último, ponen un límite de cinco visibles en brazos o piernas, “nunca en la cara o el cuello”.

Se trata de una medida similar a la de United Airlines que, desde el 15 de septiembre de 2021, dio luz verde a que sus asistentes de vuelo tengan tatuajes no ofensivos en lugares visibles. Eso sí, son un poco más restrictivos que Iberia, ya que sólo permiten uno por brazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here