Dicen que volar es un verdadero placer. Aunque todo depende del aeropuerto en el que te toque aterrizar. Hay algunos alrededor del mundo en los que sólo tienen permiso para aterrizar los pilotos más experimentados. Hoy conocerás cinco aeropuertos que no creerás que existen.

Courchevel

El Aeropuerto de Courchevel está ubicado en los Alpes franceses. Es considerado uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo debido a la longitud de su pista, de apenas 525 metros de largo y 40 de ancho. Pero todavía hay más: está emplazada a 2.000 metros de altura.

Princesa Juliana

El Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, en el Caribe, queda exactamente en la isla Saint Maarten. Los aviones vuelan a apenas 25 metros sobre la playa, de forma que los bañistas pueden ver los aviones casi encima al aterrizar o despegar.

El Gobierno advierte de no aproximarse demasiado a los aviones pues puede ser mortal debido al riesgo de ser succionado por una turbina.

Gibraltar

El Aeropuerto de Gibraltar es uno de los más curiosos de todos ya que la pista de aterrizaje cruza una avenida por la que normalmente circulan vehículos. Se creó durante la II Guerra Mundial, aunque al principio sólo se utilizaba como base de emergencia para el Ejército de Reino Unido.

Toncontín

El Aeropuerto Internacional Toncontín, habilitado para vuelos tanto nacionales como internacionales, tiene una pista de sólo 1.863 metros de largo.

Narsarsauaq

Y, por último, el Aeropuerto de Narsarsauaq, al que acercarse representa gran desafío por la combinación de factores: mala visibilidad, terreno inhóspito rodeado de montañas, mar lleno de icebergs y vientos polares cruzados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here