Jetblue completa la compra de Spirit por un valor de capital de $3.8 mil millones de dólares y un valor empresarial de $7.6 mil millones de dólares. La finalización de la compra está sujeta a las condiciones de cierre habituales, incluida la recepción de las aprobaciones reglamentarias que se requieren por parte de las autoridades estadounidenses y de los accionistas de Spirit.

Las empresas esperan terminar el proceso regulatorio y cerrar la transacción a más tardar en el primer semestre del 2024. “Creemos que podemos ser una solución única a la falta de competencia en la industria de las aerolíneas y el dominio continuo de los cuatro grandes”, afirmó Robin Hayes, director ejecutivo de Jetblue.

Además, dijo que “al permitir que JetBlue crezca más rápido, podemos enfrentarnos a los legados en más lugares para reducir las tarifas y mejorar el servicio para todos. Incluso combinado con Spirit, Jetblue seguirá siendo significativamente más pequeño que los cuatro grandes, pero estaremos mucho mejor posicionados para llevar el Efecto JetBlue comprobado a muchas más rutas y ubicaciones”.

Los cuatro operadores más grandes operan más del 80% del mercado. Incluso como la quinta aerolínea más grande, Jetblue, con Spirit, tendría solo el 9% de participación de mercado, en comparación con el 13% de la cuarta aerolínea más grande y el 23% de la aerolínea más grande.

“Después de la combinación y con sus desinversiones iniciales comprometidas, la mayor participación de asientos que tendrá una JetBlue-Spirit combinada en cualquiera de sus áreas metropolitanas más grandes es del 40 %, en comparación con el 57-91 % de participación que tienen las aerolíneas tradicionales en sus áreas metropolitanas más grandes”, explicó Jetblue.

Spirit anunció ayer que canceló el acuerdo de fusión que negociaba con Frontier. Sin embargo, esta decisión la reveló tan solo unas horas antes de que los accionistas de Spirit hicieran una oferta por la propuesta de Frontier, una votación que se retrasó mientras trataban de convencerlos para que apoyaran la fusión.

“Si bien estamos decepcionados de haber tenido que terminar nuestra propuesta de fusión con Frontier, estamos orgullosos del trabajo dedicado de nuestros miembros del equipo en la transacción durante los últimos meses”, dijo en su momento Ted Christie, presidente y director ejecutivo de Spirit Airlines. “En el futuro, la Junta Directiva de Spirit continuará nuestras discusiones en curso con Jetblue, mientras buscamos el mejor camino a seguir para Spirit y nuestros accionistas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here