No hay otro destino como el Amazonas en el mundo, lo que lo coloca en lo más alto del ranking de viajes soñados de todos los amantes de la naturaleza, y también se merece un lugar en la tuya.

Al estar emplazado en 9 países de Sudamérica, desde Brasil hasta Perú, el Amazonas es la selva tropical más grande y con mayor biodiversidad del planeta, lo que lo convierte en la zona perfecto para vivir aventuras únicas en la vida para desconectar.

Si deseas conocer la joya de la corona en lo que a naturaleza se refiere al menos una vez en la vida, estas son las tres maneras principales de explorar (de manera segura) la selva amazónica. Esta guía contiene actividades en Brasil, Perú y Ecuador, los cuales son los mejores puntos de partida para los viajes a la selva amazónica.

1. Crucero por el río Amazonas

El río Amazonas pasa por toda la selva tropical, por lo que es previsible que las excursiones a lo profundo del Amazonas solo puedan hacer en barco. Los cruceros son una de las vías más populares de explorar los disímiles terrenos de la selva tropical con estilo y comodidad.

Dado que trabajan durante todo el año, los itinerarios de los paseos en barco se modifican según la temporada, por lo que siempre vivirás una experiencia que vale la pena con muchas fotos y encuentros de vida salvaje.

Tienes dos variantes: ir durante la temporada de aguas altas de enero a junio, cuando la mayor parte de la jungla está bajo el agua y se puede acceder en barco; o ir en la temporada de aguas bajas de julio a diciembre para pescar y observar la vida salvaje en las costas arenosas.

2. Parques nacionales y reservas naturales

En el Amazonas residen el 30 % de las especies del mundo, incluidos caimanes en peligro de extinción, el escurridizo jaguar y varias especies nativas de monos como los tamarinos bicolor. Esta maravillosa biodiversidad ha atraído a montañeros, fotógrafos y observadores de vida salvaje de todo el mundo que buscan su próxima gran aventura.

No busques más: los parques nacionales y las reservas naturales de Ecuador, aunque son más pequeños en comparación con los del resto de gigantes del continente como Brasil y Argentina, conforman el área más biodiversa del Amazonas.

3. Glamping de lujo en la jungla

Decídete por ir de glamping a un alojamiento de lujo en Perú. Hay un montón de actividades únicas que solo experimentarás si te quedas en la selva, desde despertarse con los sonidos distantes de la vida salvaje amazónica hasta contemplar las estrellas en oscuridad total. Fíjate en los alojamientos con collpas de guacamayos y torres panorámicas en la copa de los árboles que brindan excelentes oportunidades para tomar fotos.

La mayoría de los lugares brindan excursiones diarias con rutas de senderismo guiadas, safaris nocturnos, paseos en canoa y visitas a pueblos indígenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here