Si ya has disfrutado de la sabana africana en un safari, te conoces la skyline de Nueva York como la palma de tu mano y quieres vivir una experiencia diferente, estas habitaciones están a otro nivel: bajo el nivel del mar, concretamente.

Estos hoteles bajo el agua te ofrecen la experiencia de ver a los peces nadar junto a tu almohada y de dormirte con el arrullo de las olas desde una habitación de puro lujo, por supuesto. Sigue leyendo y prepara la maleta para unas vacaciones marítimas como nunca antes las habías conocido.

1.Conrad Maldives Rangali Island, Maldivas

En el 2018, el complejo Conrad Maldives en la isla privada Rangali de las Maldivas inauguró The Muraka, una suite de lujo sumergida a unos 5 metros bajo el agua.

La estructura a dos niveles tiene una zona de salón por encima de la superficie, sobre el dormitorio principal con paredes acrílicas para unas vistas de 360 grados del océano a tu alrededor. Puede que el precio parezca muy alto, pero ten en cuenta que la suite incluye una preciosa piscina desbordante, servicio de mayordomo y sitio para 9 huéspedes.

2. InterContinental Shanghai Wonderland, China

La propiedad de 300 millones de dólares InterContinental Shanghai Wonderland se construyó en una cantera abandonada en Songjiang, a unos 30 kilómetros del centro urbano de Shanghái.

Las habitaciones de los pisos más altos están equipadas con balcones desde los que contemplar la cantera y las cascadas, pero el hotel tiene dos pisos sumergidos con suites de “vista subacuática prémium”, así como un restaurante y una piscina sí, una piscina bajo el agua.

3. Resorts World Sentosa, Singapur

Resorts World Sentosa, en la costa de la isla Sentosa, en Singapur, ofrece 11 suites de dos plantas (Equarius Ocean Suites) con acceso directo al enorme acuario del resort. Durante la noche los huéspedes pueden disfrutar lo mejor de ambos mundos: en el piso superior, un patio al aire libre; en el inferior, vistas subacuáticas de los 40.000 peces del acuario.

4. Manta Resort, Tanzania

Inaugurado en el 2013 en la isla Pemba, la habitación subacuática de Manta Resort está a dos minutos en barco de la playa, más parecido a una islita privada que a una suite de hotel. Este alojamiento de tres pisos ofrece vistas del arrecife de coral desde su dormitorio sumergido, y la azotea es perfecta para contemplar las estrellas.

El hotel también ofrece excursiones de buceo por toda la isla para cuando quieras pasar al otro lado del ventanal que separa tu habitación de los peces.

5. Reefsuites, Australia

Incluso entre los afortunados que hayan visitado las islas Whitsunday de Australia y la cercana Gran Barrera de Coral, pocos podrán conocer la zona tan de cerca como los huéspedes de las Reefsuits (Cruise Whitsundays).

Estas suites son parte de una experiencia más amplia: primero, los visitantes harán esnórquel por el arrecife desde un pontoon a 74 kilómetros de Queensland; después disfrutarán de cena y copas bajo las estrellas, antes de retirarse a una habitación privada bajo cubierta con ventanales de suelo a techo para que no se pierdan ni uno solo de los peces que pasen nadando junto al barco.

6. Atlantis, The Palm, Dubái

Las ventanas de techo a suelo en la Underwater Suite de Atlantis, The Palm muestran el interior del Ambassador Lagoon del acuario del resort y a las 65.000 criaturas marinas que lo pueblan.

Este extravagante espacio viene equipado con multitud de atractivos aparte de las vistas (aunque es increíble ver a los tiburones nadar a tu lado mientras te das un baño relajante en la bañera), como por ejemplo el desayuno en la cama, transporte gratuito desde y al aeropuerto y un servicio de mayordomo privado 24 horas.

7. Jules’ Undersea Lodge, Florida

Llegar a tu habitación en Jules’ Undersea Lodge, en Key Largo (Florida), requiere compromiso: la única forma de acceder es buceando. A diferencia de muchos otros hoteles bajo el agua, toda la estructura de Jules’ Undersea Lodge está sumergida, dado que en su momento fue un laboratorio de investigación.

En la actualidad ofrece dos dormitorios, wifi y hasta un servicio de reparto gratuito de pizzas para la cena. Aunque la verdadera magia del alojamiento es mirar por la ventana y ver el agua que te rodea por todas partes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here