30.8 C
Miami
jueves, julio 18, 2024
spot_img
More

    Ultimos Posts

    Las 5 Mejores Rutas en tren-cama por EE.UU. para viajar en modo Relax

    Los trenes-cama están de moda. ¿Y por qué no? Más respetuosos con el medio ambiente que los vuelos y mucho más agradables que conducir, los trenes nocturnos son una alternativa cada vez más inteligente a los autos y los aviones, y convierten el viaje a su destino en una experiencia en sí misma.

    Es por eso que hoy te invitamos a conocer cinco trenes-cama por los que merece la pena saltarse los peajes de las autopistas y las colas de los aeropuertos.

    1. California Zephyr

    Con 2.438 millas y casi 52 horas de viaje (tres días y dos noches), el California Zephyr es la segunda ruta más larga de Amtrak y la definición misma de un viaje en tren de larga distancia.

    Desde Chicago a Emeryville/San Francisco, atravesarás Illinois, Nebraska, Colorado, Utah, Nevada y California, pasando por verdes llanuras y las Montañas Rocosas, por áridos campos y por la nevada Sierra Nevada. Todo el viaje es básicamente una inmersión en la belleza natural de Estados Unidos, y una de esas experiencias que todo aficionado a los trenes debería probar al menos una vez en la vida.

    Hay muchos lugares para parar y visitar por el camino -puede bajarse en Denver y explorar el Parque Nacional de las Montañas Rocosas o pasar unos días en Salt Lake City-, pero si decide quedarse a bordo durante todo el trayecto, le espera una experiencia inolvidable.

    Con habitaciones pequeñas, dormitorios, suites, dormitorios familiares y un dormitorio accesible repartidos en dos niveles de sus automóviles cama, el California Zephyr tiene una gran variedad de opciones para satisfacer todas las necesidades.

    Todas ellas cuentan con comidas gratuitas, asistentes de cabina dedicados, acceso a la sala VIP de Chicago y embarque prioritario, mientras que los aseos y las duchas se encuentran dentro del automóvil o en el baño, dependiendo de la categoría de la habitación. Las habitaciones superiores ofrecen mejores vistas y se agotan rápidamente, aunque si sufre mareos, las inferiores pueden ser más adecuadas.

    Sin embargo, aparte de las comodidades para dormir, lo verdaderamente especial es despertarse en las Grandes Llanuras y serpentear por las Rocosas y Sierra Nevada. Eso sí, asegúrese de tener siempre la cámara a mano.

    2. Cardinal

    Nueva York y Chicago están lo bastante cerca como para plantearse renunciar para siempre a los vuelos y optar por un pintoresco viaje en tren para unirlas, al menos cuando no se tiene prisa por llegar a ninguna de las dos ciudades.

    El mejor viaje en tren para esta tarea es el Cardinal, que une las dos ciudades en 26 horas y 30 minutos y circula tres veces por semana.

    La línea ofrece algunos de los paisajes más bellos del este de Estados Unidos, pasando por las montañas Blue Ridge, la cordillera Allegheny y el valle de Shenandoah. Atravesará la garganta del río New y los salvajes ríos de aguas bravas de Virginia Occidental antes de llegar a las orillas del gran río Ohio, pasando por las pintorescas ciudades de Ashland y Maysville hasta llegar a Cincinnati e Indianápolis y, por fin, Chicago.

    Las habitaciones y los dormitorios privados -que incluyen un servicio de comedor flexible en su tarifa- prometen comodidad y una noche de sueño reparador antes de llegar a su destino final, mientras que una cafetería abierta a todos los pasajeros mantiene a todos llenos de combustible para todo el viaje.

    Como es lógico, el Cardinal es muy popular en verano y otoño, por lo que se recomienda reservar con antelación. Nuestro consejo: Disfrute de una habitación o una suite. Ambas disponen de lavabo, aseo y ducha, y son más amplias que las habitaciones pequeñas. ¿Lleva una bicicleta o un animal de compañía? Este tren permite ambas cosas, sólo tiene que comprobar las normas de antemano.

    3. Rocky Mountaineer

    Técnicamente, el Rocky Mountaineer no tiene vagón-cama. La compañía privada que lo gestiona tampoco es estadounidense, sino canadiense, aunque uno de sus viajes, el «Rockies to the Red Rocks», se realiza en Estados Unidos y conecta Moab (Utah) con Denver (Colorado).

    Aun así, el hecho de que este lujoso viaje en tren incluya escalas nocturnas en elegantes hoteles lo convierte, en nuestra opinión, en una excelente alternativa a cualquier vuelo. Más aún cuando Moab y Denver están bastante cerca: Mucho mejor optar por la vía lenta que crear emisiones de CO2 innecesarias.

    La ruta estadounidense lleva a los viajeros en una aventura de cuatro días y tres noches a través de los dos estados montañosos -pasará dos días completos a bordo- recorriendo escarpados cañones y arcos naturales, impresionantes desiertos y las majestuosas Montañas Rocosas de Colorado.

    The Rally Hotel

    El alojamiento incluye el hotel de cuatro estrellas Hoodoo Moab, Curio Collection by Hilton en Utah y el moderno Rally Hotel o Crawford Hotel en Denver -dependiendo de la dirección que tome-, con una opción menos espléndida pero igualmente cómoda en Glenwood Springs, Colorado.

    Si desea prolongar la diversión, el Rocky Mountaineer también ofrece una selección de paquetes para empezar o terminar su viaje en Las Vegas o Salt Lake City.

    4. Texas Eagle

    ¿Otra buena forma de viajar de Chicago a California (Los Ángeles, para ser exactos) en tren en lugar de en avión? El Texas Eagle. Esta ruta, la más larga de Amtrak (y la más larga de Estados Unidos), de tres noches y 65 horas de duración, recorre un trayecto establecido por primera vez por el Ferrocarril del Pacífico en el 1948, pasando por algunos lugares de interés bastante asombrosos: desde los Ozarks hasta Little Rock, a lo largo del río Misisipi, para adentrarse después en la vasta extensión de la campiña tejana.

    Hay paradas en Dallas y Austin a lo largo de la ruta, aunque en realidad es la grandiosidad de la topografía del Estado Solitario -una interminable mezcla de pequeñas ciudades remotas y asentamientos rurales, amplios campos y pantanos- el mayor atractivo del viaje.

    Eso, y el hecho de que puede contemplarlo todo desde espaciosas y compactas habitaciones, que van desde habitaciones pequeñas a suites y cuentan con ventajas como servicio de cobertura, comidas completas en el vagón-restaurante durante todo el viaje, y café, zumo y el periódico diario entregado cada mañana en su puerta.

    Las habitaciones disponen de enchufes para cargar los aparatos electrónicos, controles de iluminación y climatización, un armario para la ropa (también hay jabón y toallas si se trata de una habitación de categoría superior) y un botón para llamar a un asistente en caso de que necesite algo más.

    Si quiere estirar las piernas, la sala VIP Sightseer, con asiento giratorio, ventanas envolventes y servicio de bebidas y aperitivos, es el lugar ideal, y el mejor sitio para conocer a viajeros afines con los que compartir el viaje.

    5. Coast Starlight

    El Coast Starlight, que une Los Ángeles con Seattle en unas 34 horas, es una de las líneas ferroviarias más pintorescas de Amtrak. La ruta ofrece amplias vistas del océano Pacífico y de los frondosos bosques de Oregón, con montañas, lagos y espesos bosques como telón de fondo durante la mayor parte del viaje.

    Podrá contemplarlas todas desde los magníficos vagones de observación, que cuentan con ventanales que van del suelo al techo y cómodos asientos para pasar las horas y hacer muchas fotos.

    Por la noche, los coches cama del Coast Starlight le garantizan todo el descanso que necesita, con habitaciones pequeñas, dormitorios y un dormitorio familiar para elegir (si reserva el coche cama, también tendrá acceso al Amtrak Metropolitan Lounge antes de la salida, lo que es una buena ventaja). Mientras que las habitaciones más pequeñas disponen de aseos y duchas exteriores, las más grandes cuentan con cuarto de baño privado para mayor comodidad y más espacio para estirar las piernas.

    Independientemente de su tamaño, todas ellas dan acceso al vagón-restaurante para cenar, desayunar y almorzar (todo incluido en el ticket), así como café de cortesía para reponer fuerzas durante el viaje.

    Viaje en verano para aprovechar al máximo la luz del día, y asegúrese de aprovechar las paradas matinales al aire libre en Oregón después de pasar la noche a bordo. Se sentirá recuperado enseguida.

    Latest Posts

    TE PUEDE INTERESAR

    Mantente en contacto

    Para estar actualizado con las últimas noticias y anuncios especiales.