30.2 C
Miami
martes, mayo 28, 2024
spot_img
More

    Ultimos Posts

    ¿Cómo vencer el jet lag, según los auxiliares de vuelo?

    El jet lag es un desafío común para aquellos que viajan a través de múltiples zonas horarias, dejando a los viajeros agotados y desorientados. Sin embargo, para los auxiliares de vuelo, quienes enfrentan este fenómeno regularmente debido a su estilo de vida nómada, vencer el jet lag se convierte en una habilidad invaluable.

    Es por eso que hoy te traemos algunos consejos y trucos que los auxiliares de vuelo comparten para vencer el jet lag, ofreciendo a los viajeros técnicas probadas para adaptarse rápidamente a nuevos husos horarios y disfrutar de sus viajes al máximo.

    Mantente despierto antes del vuelo

    Intenta mantenerte despierto durante el vuelo; esto te ayudará a sentirte cansado a la llegada y podrás irte directamente a la cama una vez llegues a tu alojamiento. Si llegas más temprano, ponte un despertador y échate una siesta. Despiértate, disfruta del resto del día y estarás lo bastante cansado como para dormir por la noche, con lo que tu reloj se adaptará completamente a la zona horaria actual.

    Café y plátanos

    Para los que no beben café, Phil Rodríguez, antiguo azafato de vuelo reconvertido en empleado de una compañía aérea, dice: «Cómete un plátano en vez de [beber] café. Está repleto de vitaminas y azúcares naturales que te darán un impulso para despertarte en cuestión de minutos. Te durará horas, y no te hará chocar tan fuerte como el café y la cafeína».

    Sal al aire libre y haz algo de actividad física

    Michella Marquez, azafata de vuelo residente en California, dice que se adapta «saliendo a la calle y caminando». Dice que el ejercicio es una forma de mantener el cuerpo activo mientras te adaptas a tus nuevas horas de luz y a la vez te cansas para dormir. «Pero para los auxiliares de vuelo, a veces no tenemos tiempo de hacer todo eso. Nuestras escalas pueden ser cortas. A veces, simplemente sufrimos».

    Limítate a una zona horaria

    Para mantener la coherencia, muchos miembros de la tripulación juegan a «fingir» con sus husos horarios. Tamford Westeel, azafata de vuelo en Seattle, dice: «[Estás] básicamente tomando la decisión consciente de vivir en la nueva zona horaria o en la zona de la que has partido. Pero no hay término medio».

    No es la única. Algunos auxiliares de vuelo ni siquiera intentan adaptarse al nuevo huso horario porque su escala es muy corta, de 12 a 24 horas. Se limitan a comer, descansar y volver al avión para tomar el vuelo de vuelta a casa. Para recordar cuál es la hora local en su ciudad base, muchos miembros de la tripulación ni siquiera cambian la hora de sus relojes de pulsera.

    Si no hay nada más, encuentre un fuerte apoyo moral

    Un buen sistema de apoyo y ánimo también puede ayudar a combatir los efectos de cruzar husos horarios. Puede que los tripulantes de vuelo acaben de conocerse por primera vez antes de embarcar, pero todos están en el mismo avión.

    Trabajan juntos y, por tanto, viajan juntos; su tiempo en un destino es el mismo; y tienen que hacer los mismos sacrificios y ajustes para completar el trabajo y mantenerse sanos. Las tripulaciones planifican entre sí las comidas y excursiones en el destino para animarse mutuamente a cumplir un horario y adaptarse.

    Si eres viajero habitual, intenta crear un itinerario que te permita a ti y a tus acompañantes adaptarse a la nueva zona horaria al ritmo que más les convenga. Y asegúrate de cumplirlo. Los amigos no dejan que sus amigos duerman hasta tarde cuando están luchando contra el jet lag.

    Cuando todo lo demás falle, aguanta la transición temporal lo mejor que puedas. Los efectos del jet lag acabarán desapareciendo y tu cuerpo se adaptará. Suele ocurrir justo a tiempo para el vuelo de vuelta a casa, donde puedes volver a hacerlo todo de nuevo.

    Latest Posts

    TE PUEDE INTERESAR

    Mantente en contacto

    Para estar actualizado con las últimas noticias y anuncios especiales.