22.3 C
Miami
sábado, abril 13, 2024
spot_img
More

    Ultimos Posts

    Las vacaciones ideales para cada década de la vida

    La definición de unas vacaciones de ensueño varía de una persona a otra, pero independientemente de cómo se definan, todo el mundo se merece hacer un gran viaje, una vez en la vida.

    Pero, ¿por dónde empezar y cómo elegir? Lo más probable es que las vacaciones con las que fantaseaba a los 20 años no sean las que le parezcan atractivas a los 40, y con un mundo lleno de bellas culturas, maravillas naturales y lugares históricos, todo puede resultar abrumador. ¿Reservas ese viaje de esquí a Japón o ahorras para una excursión por las Islas Galápagos?

    Es por eso que, hemos seleccionado algunas experiencias increíbles para cada década de tu vida. Estos viajes tienen en cuenta el bolsillo, la movilidad y el tipo de destinos que suelen atraer a la gente en las distintas etapas de la vida.

    A los 20 años: Costa Rica

    Costa Rica está lo suficientemente lejos de Estados Unidos como para sentirse en una verdadera escapada, pero lo suficientemente cerca como para encontrar vuelos baratos. Además, el coste de la vida, relativamente asequible, ayudará a aliviar cualquier preocupación económica.

    Puedes tomarte una Imperial (una popular cerveza local) por poco más de un dólar, disfrutar de un sándwich con patatas fritas por unos 10 dólares y pasar mucho tiempo tumbado en la playa gratis.

    Si viajas con amigos, reserva una casa cerca del océano y pasa el tiempo cerca o dentro del agua: surfeando, buceando, pescando y haciendo kitesurf. Cuando estés listo para más, un corto viaje al interior le transportará a exuberantes selvas tropicales que albergan perezosos, monos araña, pájaros de colores y jaguares.

    Si deseas ver animales, diríjase al Centro de Rescate y Santuario Las Pumas, en el sur de Cañas, un santuario de animales y centro de rescate. Y si te apetece la aventura, practica senderismo en uno de los muchos volcanes del país o tirolina entre las nubes.

    A los 30 años: Japón

    En Japón hay algo para todos los gustos, con su paisaje urbano de primer nivel, sus montañas escarpadas, sus aguas termales naturales y sus impresionantes playas. Lo único que hay que hacer es acotar las opciones, lo cual es más fácil de decir que de hacer.

    En Tokio, ciudad de luces y rarezas, echa un vistazo a la moda de Harajuku, atraviesa el cruce de Shibuya y visite los bares y cafés de Akihabara. Si buscas cultura e historia, visita Kioto, donde encontrarás un sinfín de templos budistas, palacios imperiales, santuarios sintoístas y jardines perfectamente cuidados.

    Los amantes de la aventura deberían visitarla en invierno, cuando el esquí se apodera de la isla septentrional de Hokkaido y las aguas termales naturales se convierten en una cita diaria obligada.

    También puedes esquiar en los Alpes japoneses, en la isla principal de Honshu, y hacer tiempo para visitar a los monos amantes de las aguas termales en el Parque de los Monos de Jigokudani. Si prefieres las costas cálidas y arenosas, visita las islas de Okinawa, donde encontrarás aguas turquesas y playas de arena blanca.

    A los 40 años: Machu Picchu, Perú

    Las extensas terrazas agrícolas, las vistas de las montañas y las intrincadas ciudadelas incas de Machu Picchu han cautivado a los viajeros durante siglos. Pero organizar la logística lleva tiempo, y algunas de las mejores experiencias implican atarse una mochila y conquistar el viaje a pie.

    Por eso este viaje es perfecto para viajeros aventureros de unos 40 años que dispongan de los conocimientos, el tiempo y los recursos necesarios para reservar una escapada única en la vida.

    Tómate tu tiempo para disfrutar de Lima y de la ciudad de Cuzco, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, además del principal atractivo del viaje: la llegada a Machu Picchu. Ten en cuenta que muchos viajes son totalmente personalizables y que puedes ir a pie, en auto o en tren.

    Para un viaje clásico, siga el Camino Inca, pero para evitar las multitudes (al menos las peores), puedes reservar una excursión que te lleve alrededor de la montaña Salkantay. También hay excursiones complementarias, como una visita a la región de Lares. Es difícil equivocarse.

    A los 50 años: Islas Galápagos

    Las maravillas de las Galápagos no son ningún secreto, pero hasta que no se visitan es difícil saber lo especial que es este lugar. Gracias a los grandes esfuerzos de protección del Parque Nacional de Galápagos y la Reserva Marina de Galápagos, las islas y los animales que las habitan siguen relativamente intactos.

    Podrás ver piqueros de patas azules en plena danza de apareamiento, nadar con crías de león marino y contemplar iguanas marinas tomando el sol junto a pingüinos de Galápagos.

    Para conocer las islas, tendrá que reservar una excursión y pasar varios días viviendo en un barco, por lo que un yate de lujo a pequeña escala con un naturalista a bordo merece la pena.

    Echa un vistazo a las ofertas de INCA (International Nature & Cultural Adventures), una respetada empresa de viajes que mantiene el tamaño reducido de sus grupos y la alta calidad de sus viajes, desde comidas de varios platos hasta lujosos extras como Wi-Fi a bordo y una bañera de hidromasaje en la azotea.

    A los 60 años: Francia

    Si lo haces bien, un viaje a Francia puede incluir todos los alicientes de un viaje único en la vida. Empieza en París, empapándote de las maravillas de la ciudad: desde picnics bajo la centelleante Torre Eiffel hasta tardes explorando el Palacio de Versalles o cenas en uno de los restaurantes con estrella Michelin de la ciudad.

    Desde allí, alquila un auto y ve al suroeste, a la ciudad costera de La Rochelle, donde degustarás pescado fresco y explorarás la arquitectura medieval y renacentista del casco antiguo. Siguiendo por la costa, llegarás a Burdeos, cuna de la buena mesa y del mejor vino. Te recomendamos hacer una parada en la encantadora ciudad surfera de Biarritz antes de tomar rumbo al este, hacia la Costa Azul.

    A lo largo de la impresionante costa mediterránea, pasarás por ciudades como Marsella y Niza, por localidades ostentosas como St. Tropez y Cannes, y por ciudades poco conocidas como Cassis y Antibes. Antes de regresar a París, dedica tiempo a pasear por los campos de lavanda de la Provenza y a conducir por los impresionantes Alpes franceses.

    Es un viaje que no sólo te mostrará las cosas más bellas de la vida -arquitectura, arte, comida y vino franceses-, sino que te abrirá la mente a la forma de vida típicamente francesa, una mentalidad perfecta para los 60.

    A partir de los 70 años: Sudáfrica

    África es mucho más que safaris, además de visitar el Parque Nacional Kruger, una de las mayores reservas de caza de África con una gran densidad de animales (incluidos los Cinco Grandes: leones, leopardos, rinocerontes, elefantes y búfalos), podrás explorar las ciudades sudafricanas de Ciudad del Cabo, Durban y Johannesburgo, conocer el legado de Nelson Mandela y visitar los países de Eswatini y Zimbabue.

    El viaje es perfecto para los viajeros dispuestos a salir y explorar, pero que no quieren el estrés de reservar cada detalle o comprometerse a una tonelada de actividad física. Con un poco de planificación inteligente, recorrer Sudáfrica y ver animales increíbles no sólo es posible, sino fácil.

    Latest Posts

    TE PUEDE INTERESAR

    Mantente en contacto

    Para estar actualizado con las últimas noticias y anuncios especiales.