30.2 C
Miami
martes, mayo 28, 2024
spot_img
More

    Ultimos Posts

    Los 5 trenes más veloces del mundo en el 2024

    Subirse a un tren de alta velocidad es experimentar la combinación perfecta de eficiencia y velocidad en el transporte ferroviario. En el mundo de hoy, donde el tiempo es un recurso preciado, estos trenes destacan por su capacidad para cruzar distancias considerablemente largas en tiempos récord.

    Desde Japón hasta Europa y más allá, los trenes más veloces del mundo son un testimonio de la ingeniería moderna y la innovación en el transporte. Sumérgete hoy en un emocionante viaje por algunos de los trenes más rápidos que surcan los rieles globales.

    1. Maglev de Shanghai – 460 km/h (China)

    El tren público más rápido del mundo también es único: es el único enlace del mundo que actualmente transporta pasajeros mediante levitación magnética (Maglev) en lugar de ruedas de acero convencionales sobre raíles de acero.
    Conecta el aeropuerto Pudong de Shanghai con la estación de Longyang Road, en el centro de la ciudad, y alcanza una velocidad comercial máxima de 460 km/h, completando el trayecto de 30 kilómetros (19 millas) en sólo siete minutos y medio.
    Basados en tecnología alemana, los trenes Maglev vuelan por una vía elevada, y los potentes imanes proporcionan un viaje supersuave y sin fricciones.
    Gracias a la experiencia adquirida durante más de una década de funcionamiento regular, China ha desarrollado sus propios trenes Maglev de 600 km/h y tiene ambiciosos planes para crear una red de trenes Maglev, incluida una línea entre Shanghai y Hangzhou.

    2. CR400 «Fuxing» – 350 km/h (China)

    Además de poseer la red de líneas de alta velocidad más larga del mundo, China cuenta ya con los trenes regulares más rápidos del planeta.

    Los trenes CR400 «Fuxing» circulan a un máximo comercial de 350 km/h, pero han alcanzado con éxito los 420 km/h en pruebas. Toda una declaración de intenciones de la pujante industria china de tecnología ferroviaria, los trenes Fuxing se han desarrollado a partir de generaciones anteriores de trenes de alta velocidad, basadas en tecnología importada de Europa y Japón.
    Con una longitud de hasta 16 vagones y una capacidad máxima de 1.200 pasajeros, esta impresionante familia de trenes está repleta de características novedosas, como entretenimiento en el asiento, pantallas de cristal inteligentes, carga inalámbrica de dispositivos, «cabinas inteligentes» e incluso variantes diseñadas para condiciones meteorológicas extremas y funcionamiento autónomo, siendo estos últimos los únicos trenes de alta velocidad automáticos del mundo.
    Las variantes más rápidas del CR400 se utilizan actualmente en las rutas principales Pekín-Shanghai-Hong Kong y Pekín-Harbin.

    3. ICE3 – 330 km/h (Alemania)

    La mundialmente famosa marca alemana InterCity Express (ICE) abarca una amplia familia de trenes rápidos desplegados en una gran variedad de rutas.
    Sin embargo, el miembro más rápido de la familia del «Gusano Blanco» es el ICE3 de 330 km/h, que existe desde el 1999. Estas elegantes máquinas se construyeron para la línea de alta velocidad Colonia-Fráncfort, de 180 kilómetros, y desde el 2002 han reducido el tiempo de viaje entre ambas ciudades de dos horas y 30 minutos a sólo 62 minutos.
    La velocidad normal es de 300 km/h, pero los ICE3 están autorizados a alcanzar los 330 km/h cuando circulan con retraso. En las pruebas se alcanzó un máximo de 368 km/h. La clave del rendimiento del ICE3 son los 16 motores eléctricos distribuidos por el tren de ocho vagones, que desarrollan una enorme potencia de 11.000 caballos.
    La flota del ICE3 circula por toda Alemania e incluye trenes para rutas internacionales, que conectan las principales ciudades alemanas con París, Ámsterdam y Bruselas.
    El diseño también constituye la base de la familia de trenes de alta velocidad «Velaro» de Siemens, que se ha vendido a España, Rusia, Turquía, China y a Eurostar para sus trenes internacionales de segunda generación.

    4. TGV – 320 km/h (Francia)

    Francia ostenta desde hace tiempo el récord mundial de velocidad para trenes convencionales, establecido en la asombrosa cifra de 574,8 km/h el 3 de abril del 2007. A 150 metros por segundo, es casi el doble del máximo normal programado de los servicios del Tren a Gran Velocidad (TGV), reconocido en todo el mundo como pionero de la tecnología ferroviaria de alta velocidad.
    La primera red dedicada a la alta velocidad en Europa sigue siendo la más conocida y la de mayor éxito, y llega mucho más allá de las fronteras francesas. La industria ferroviaria francesa ha ido ampliando progresivamente los límites de lo que es posible con trenes convencionales desde la Segunda Guerra Mundial, pulverizando los récords existentes en 1955 (331 km/h), 1981 (380 km/h) y 1990 (515,3 km/h).
    Hoy, las líneas de alta velocidad irradian desde París a Lyon, Marsella, Burdeos, Nantes, Estrasburgo, Lille, Bruselas y Londres, con trenes que circulan a 320 km/h en algunas rutas. En los últimos 40 años, los trenes han pasado por varias generaciones a medida que se ampliaba la red.
    Los emblemáticos TGV naranjas de los años 80 han dado paso a trenes «dúplex» más avanzados y de mayor capacidad, capaces de llegar a países vecinos como Alemania, Suiza y España. Los trenes de doble piso TGV-M de última generación se están probando ahora y empezarán a rodar en el 2024.
    El tren de alta velocidad es también un gran éxito de exportación: en los últimos 30 años se ha vendido tecnología TGV a España, Corea del Sur, Taiwán, Marruecos, Italia y Estados Unidos.

    5: JR East E5 – 320 km/h/200 mph (Japón)

    Japón introdujo al mundo el concepto de los nuevos ferrocarriles de alta velocidad en el 1964 y sigue siendo líder mundial, superando los límites de velocidad, capacidad y seguridad en sus líneas Shinkansen.
    Mientras que la mayoría de los Shinkansen funcionan actualmente a un máximo de 300 km/h (186 mph), los «trenes bala» E5 de Japan Railways East (JR East) circulan hasta a 320 km/h (200 mph) en el Tohoku Shinkansen, que va hacia el norte desde Tokio hasta Shin-Aomori.
    Cada tren tiene 731 asientos y 32 motores eléctricos de inducción que desarrollan una impresionante potencia de 12.900 caballos. Construidos con una aleación ligera de aluminio, los E5 tienen una «suspensión activa» que les permite tomar las curvas a mayor velocidad.
    El morro extraordinariamente largo de los coches motrices se diseñó para reducir los estampidos sónicos que se crean cuando los trenes entran en túneles a alta velocidad.
    Introducidos en el 2011, se construyeron 59 trenes y desde el 2016 también se han utilizado al norte de Aomori en el Hokkaido Shinkansen, que está conectado a la isla principal japonesa de Honshu por el túnel submarino Seikan de 54 kilómetros (33,5 millas) bajo el estrecho de Tsugaru.

    Latest Posts

    TE PUEDE INTERESAR

    Mantente en contacto

    Para estar actualizado con las últimas noticias y anuncios especiales.