27 C
Miami
sábado, junio 22, 2024
spot_img
More

    Ultimos Posts

    REINO UNIDO: 7 LUGARES SECRETOS PARA NADAR QUE NO SABÍAS QUE EXISTÍAN

    Tal vez seas un nadador experimentado en aguas abiertas, o quizá estés buscando sumergirte en esta apasionante actividad durante las abrasadoras temperaturas del Reino Unido. Sea cual sea tu motivo, este país cuenta con impresionantes lugares salvajes para nadar, desde recónditas piscinas rocosas hasta lagos vírgenes en las laderas de las colinas.

    Hoy te revelamos algunos de los favoritos. No olvides consultar los consejos de Swim England para nadar en aguas abiertas antes de salir y extrema las precauciones en caso de calor excesivo, siguiendo las indicaciones de la Met Office cuando sea necesario.

    1. Lady Falls, Brecon Beacons, Gales

    También conocida como cascada de Sgwd Gwladys, esta impresionante cascada de 10 m de altura en Brecon Beacons, Gales, bien merece el viaje. Rodeado de densos bosques, este salvaje lugar de baño es de lo más tranquilo que existe.

    No caigas en la tentación de zambullirte directamente desde lo alto de la cascada, ya que el agua puede ser poco profunda; lo mejor es nadar por debajo. Después, diríjete al Angel Inn de Pontneddfechan para entrar en calor y tomar un refrigerio.

    2. Porth Wen, Anglesey, Gales

    Anglesey cuenta con numerosas calas y lugares secretos para nadar, pero ninguno tan pintoresco como Porth Wen. A esta escondida bahía, a la que se accede por un estrecho sendero poco transitado, se encuentra una fábrica de ladrillos abandonada, que sin duda constituye un telón de fondo único para nadar.

    Además, incluso hay un arco de roca bajo el que se puede nadar. Para llegar, toma la primera a la derecha después de Bull Bay (está a 3,2 km) y aparca junto al sendero.

    3. Cala Soar Mill, Devon, Inglaterra

    No hay nada más recóndito que Soar Mill Cove, a la que sólo se puede acceder por un estrecho y empinado sendero. Se trata de una diminuta ensenada junto al sendero de la costa suroeste, un lugar protegido perfecto para darse un baño salvaje rodeado de los escarpados acantilados del sur de Devon.

    Al ser un lugar tan remoto, es poco probable que se encuentre con mucha gente, aunque si tienes suerte puedes que veas alguna que otra foca.

    4. Dancing Ledge, Dorset, Inglaterra

    La Costa Jurásica de Dorset no es sólo un lugar estupendo para buscar fósiles, sino que también cuenta con impresionantes lugares para nadar. Dancing Ledge debe su nombre a la forma en que las olas parecen bailar sobre el borde de una poza de aspecto mágico. Para llegar, aparca en Durnford Drove, en Swanage, y baja a pie hasta Dancing Ledge.

    5. Llyn Cau, Snowdonia, Gales

    Este lago glaciar de color azul intenso, que convierte la natación en algo salvaje, está situado en la base de una montaña de 400 m, a unos 20 minutos a pie del aparcamiento más cercano. Una vez allí, la tranquilidad y el aislamiento merecen la pena. Ten en cuenta que el camino es empinado, por lo que puede ser una buena idea llevar bastones.

    6. Piscina de la Sirena, Staffordshire, Inglaterra

    Según la leyenda local, una mítica sirena ha sido vista nadando en Mermaid’s Pool (también conocida como Blakemere Pond), e incluso hay historias de viajeros ahogados en ella. También se dice que los pájaros se niegan a sobrevolarla. Si no te desaniman las historias espeluznantes, este tranquilo paraje de Staffordshire es uno de los mejores lugares para darse un baño salvaje.

    7. Cascadas de Lumb Hole, West Yorkshire, Inglaterra

    Es posible que los habitantes de Hebden Bridge conozcan las cataratas de Lumb Hole, pero este hermoso lugar semicircular con sus musgosas cascadas es más difícil de encontrar si no está familiarizado con la zona.

    Se encuentra a unos 40 minutos a pie al norte de Shackleton y, cuando llegas, te encontrarás con una idílica poza rodeada de salientes rocosos. La profundidad del agua puede variar, así que es mejor evitar tirarse. También merece la pena llevar un mapa de Ordnance Survey para no perderse.

    8. Pedn Vounder, Cornualles

    Una de las razones por las que la playa de Pedn Vounder, en Cornualles, permanece tan virgen es que no hay un camino directo hasta ella. Hay dos formas de llegar: en barco o bajando por la empinada ladera.

    Merece la pena por la belleza de sus aguas y las vistas del Minack Theatre, un teatro al aire libre excavado en los acantilados. La bahía tiene bancos de arena que se convierten en lagunas poco profundas cuando sube la marea, así que asegúrese de comprobar las horas de marea antes de ir.

    9. Stair Hole, Dorset, Inglaterra

    Escondida en la costa, cerca de Durdle Door, esta cala menos conocida es perfecta para darse un chapuzón. Fácilmente accesible desde Weymouth y Bournemouth, el lugar cuenta con catacumbas de cuevas y túneles, que la hacen perfecta para bucear. Vigila las condiciones meteorológicas y evita bañarte cuando el oleaje sea especialmente fuerte.

    10. Playa del Príncipe, Hébridas Exteriores, Escocia

    La diminuta isla de Eriskay, en las Hébridas Exteriores, alberga la histórica y hermosa playa del Príncipe. Fue aquí donde Bonnie Prince Charlie desembarcó tras su intento de invasión de Francia en el siglo XVIII.

    Hoy en día, puede sacar el guerrero que lleva dentro sumergiéndose en sus gélidas profundidades (es imprescindible llevar traje de neopreno) antes de secarse y comer algo en el único pub de la isla, Am Politician. Puedes llegar a la isla en ferry desde Oban, en el continente.

    Latest Posts

    TE PUEDE INTERESAR

    Mantente en contacto

    Para estar actualizado con las últimas noticias y anuncios especiales.