30.2 C
Miami
martes, mayo 28, 2024
spot_img
More

    Ultimos Posts

    Las ciudades y pueblos más aislados y solitarios del mundo

    Incluso en la era más conectada de la historia del mundo, en la que es posible viajar a la mayoría de los rincones más recónditos de la Tierra, quedan algunos lugares incomunicados y casi inalcanzables. Algunos están situados en zonas climáticas extremas, otros a cientos o miles de kilómetros de los núcleos de población, y otros son de difícil acceso (piense en montañas, océanos y otras barreras naturales).

    ¿Cuáles son las 10 ciudades y pueblos más aislados del mundo? Hoy te traemos los lugares que redefinen «fuera de la red».

    1. Iqaluit, Nunavut, Canadá

    Canadá es famoso por sus extensiones de paisajes deshabitados: el país es geográficamente más grande que Estados Unidos, con 290 millones de habitantes menos. Entre las regiones más remotas del país está el territorio de Nunavut, que constituye la mayor parte del archipiélago ártico canadiense.

    Iqaluit, una próspera ciudad portuaria de la isla de Baffin con unos 7.000 habitantes, es la capital del territorio. Aunque la ciudad está alejada del resto de Canadá, hay vuelos regulares desde Edmonton, Montreal y Ottawa.

    Iqaluit es una puerta de entrada a la fauna ártica, impresionantes glaciares y pintorescas cascadas como las del Parque Territorial Sylvia Grinnell. Debido a su situación extremadamente septentrional, la ciudad experimenta el «sol de medianoche» (periodos de 24 horas consecutivas de luz solar) en verano y la aurora boreal en invierno.

    2. Adamstown, Islas Pitcairn

    Adamstown es la capital y único asentamiento de las islas Pitcairn, un territorio británico de ultramar formado por cuatro islas volcánicas en el Pacífico Sur. Esta ciudad de menos de 50 habitantes ocupa el lugar donde llegaron los primeros colonos europeos de la isla en el HMS Bounty en el 1790.

    Adamstown está muy lejos de cualquier sitio: la isla más cercana es Mangareva, en la Polinesia Francesa (a unos 330 kilómetros), mientras que Australia está aproximadamente a 4.660 kilómetros al oeste y Perú a más de 3.500 kilómetros al este. No hay aeropuerto, así que la única forma de llegar es en crucero o velero. Quienes hacen el viaje descubren paisajes tropicales exuberantes y vírgenes y aguas prístinas repletas de colorida vida marina.

    3. Glasgow, Montana

    Montana es un estado caracterizado por grandes cielos, amplios espacios abiertos, cadenas montañosas y glaciares. La modesta ciudad de Glasgow se extiende a lo largo de la autopista 2, entre las extensas praderas del noreste de Montana.

    Según el Big Data Institute de la Universidad de Oxford, la ciudad está oficialmente situada en medio de la nada. Glasgow está a casi cinco horas en coche en cualquier dirección de un área metropolitana de 75.000 o más habitantes.

    Estar enclavada en el corazón de la América rural tiene sus ventajas: Glasgow está cerca de una gran cantidad de maravillas naturales de Montana, como el lago Fort Peck, un destino popular para navegar, acampar, pescar y avistar fauna salvaje.

    4. Ittoqqortoormiit, Groenlandia

    Groenlandia, la mayor isla no continental del mundo, está situada entre los océanos Ártico y Atlántico y cerca del archipiélago ártico canadiense. A pesar de lo que sugiere su nombre, más del 80% de Groenlandia está cubierto de hielo, lo que dificulta enormemente el acceso a sus ciudades y asentamientos.

    Una de las más aisladas es Ittoqqortoormiit, situada en una península de la costa oriental. Tiene una población de sólo 450 habitantes, cuya principal fuente de ingresos procede de la caza, la pesca y el turismo.

    Las aguas que rodean Ittoqqortoormiit están heladas durante nueve meses al año; sin embargo, la ciudad sigue acogiendo a un pequeño número de viajeros aventureros que vienen a pasear en trineos tirados por perros, practicar kayak y hacer senderismo por la naturaleza. Ittoqqortoormiit es también la puerta de entrada al mayor parque nacional del mundo, el Parque Nacional del Noreste de Groenlandia.

    5. La Rinconada, Perú

    El asentamiento permanente más alto del mundo, La Rinconada, se encuentra a 4.000 metros sobre el nivel del mar en los Andes peruanos. Su clima es muy duro, similar al de Groenlandia, y la única forma de llegar es a través de un peligroso paso de montaña de varios días de duración.

    La ciudad también carece de servicios como fontanería y saneamiento, pero La Rinconada sigue siendo un lugar relativamente concurrido dada su aislada ubicación, con una población de unos 30.000 habitantes. La mayoría de la gente se traslada aquí con la esperanza de hacerse rica en una mina de oro situada bajo el glaciar de La Bella Durmiente.

    Tras el descubrimiento de oro en el 2001, la población creció un 230% en la década siguiente. A los mineros se les permite llevarse a casa todo el mineral que puedan cargar tras completar un turno de 30 días, pero aunque a veces hay oro en el mineral que se puede vender, otras veces no se encuentra nada, así que no es tan buen negocio como parece.

    6. Longyearbyen, Noruega

    La ciudad de Longyearbyen está situada en la isla de Spitsbergen, en el archipiélago polar noruego de Svalbard. Fundada en el 1906 por el empresario estadounidense John Longyear para explotar minas de carbón, Longyearbyen es la población más septentrional del mundo, a 650 millas del Polo Norte.

    No es de extrañar que su proximidad al Polo Norte haga que la ciudad experimente temperaturas gélidas durante todo el año, pero otra consecuencia es la noche polar, que de octubre a marzo deja cuatro meses de oscuridad en la ciudad.

    Es uno de los mejores lugares para ver auroras boreales.) La ciudad también alberga más osos polares que sus 2.400 habitantes humanos. Las casas se construyen sobre pilotes para protegerlas de las inundaciones cuando el permafrost se derrite en los meses de verano. El regreso de la luz diurna se celebra con exposiciones de arte y conciertos durante la Semana del Festival del Sol.

    7. Petropavlovsk-Kamchatsky, Rusia

    La ciudad de Petropavlovsk-Kamchatsky está situada en el extremo sur de la península de Kamchatka, al este de Rusia, azotada por el frío y las tormentas. La ciudad, de casi 200.000 habitantes, se extiende a orillas de la pintoresca bahía de Avacha y está enmarcada por picos nevados y una cadena de cinco volcanes.

    Los cosacos rusos descubrieron la zona en el 1703, pero el explorador danés Vitus Bering llegó en el 1740 y bautizó la ciudad como Petropavlovsk (Pedro y Pablo) en honor a sus barcos, el San Pedro y el San Pablo.

    Petropavlovsk-Kamchatsky se encuentra a 1.500 millas de Tokio y está más cerca de Alaska que de Moscú. Sólo se puede llegar en avión. Los visitantes utilizan la ciudad como punto de partida para expediciones a las cumbres de los volcanes Avachinsky y Koryaksky, unos de los más activos de la península de Kamchatka.

    8. Perth, Australia

    Puede que Perth sea el cuarto núcleo de población de Australia, pero también es la ciudad geográficamente más aislada del país. La capital del estado de Australia Occidental se asoma al océano Índico desde el extremo sureste de la costa del país.

    Adelaida, la gran ciudad más cercana, está a 28 horas en coche hacia el este o a tres horas en avión. De hecho, Perth está más cerca de Indonesia que de Sydney, la ciudad más poblada de Australia.

    Aunque ciertamente remota, Perth es un vibrante destino turístico conocido por sus playas de arena, el surf, las artes escénicas y un estilo de vida relajado. Los visitantes de Australia con tiempo de sobra pueden enlazar Perth con Sídney a bordo del Indian Pacific: Este épico viaje en tren de cuatro días atraviesa paisajes variados mientras recorre 3.000 kilómetros por todo el continente.

    9. Ürümqi, China

    Ürümqi está rodeada de paisajes desérticos y picos montañosos en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, al noroeste de China. A una distancia de 1.400 millas del océano más cercano, pretende ser la ciudad más alejada del mundo de cualquier mar.

    Ürümqi, a cuatro horas de vuelo de Pekín, fue un importante puesto avanzado en la antigua Ruta de la Seda durante la dinastía imperial china de los Tang. Hoy es una animada y cosmopolita ciudad de 3,5 millones de habitantes y el centro de la población de etnia uigur de China. Aquí es tan probable oír uigur -una lengua túrquica con influencias persas y árabes- como mandarín.

    Ürümqi tiene una economía impulsada por las empresas mineras y petroleras y es un nudo de comunicaciones clave para viajar por Asia Central. Los visitantes también disfrutan del acceso a maravillas naturales como el Lago Celestial, de gran altitud, y los montes Tianshan, que recuerdan a los Alpes.

    10. Ushuaia, Argentina

    Ushuaia se autodenomina con orgullo el Fin del Mundo, y con razón. Esta ciudad azotada por el viento se asienta sobre una colina a orillas del Canal de Beagle, en el extremo sur de Argentina. Ushuaia es el punto de partida de los viajes por mar a la Antártida a través del Pasaje de Drake.

    También celebra su apodo del Fin del Mundo con la fábrica de cerveza, el campo de golf, el ferrocarril y la estación de esquí más meridionales del mundo. Con un vuelo de poco más de tres horas desde Buenos Aires, Ushuaia está bien comunicada a pesar de su remota ubicación meridional. También se puede ir en auto, lo que da pie a un emocionante viaje por carretera: el trayecto implica entrar y salir de territorio chileno y un viaje en barco hasta la Isla Grande de Tierra del Fuego.

    Latest Posts

    TE PUEDE INTERESAR

    Mantente en contacto

    Para estar actualizado con las últimas noticias y anuncios especiales.