29.2 C
Miami
sábado, junio 22, 2024
spot_img
More

    Ultimos Posts

    El singular hotel de lujo donde puedes dormir en una grúa

    Si quieres probar qué se siente dormir en una grúa, puedes hacerlo este verano, en Copenhague, en un particular hotel de lujo muy poco convencional que te acurruca a unos metros del suelo en un curioso emplazamiento: una antigua grúa de Nordhavn, el puerto industrial de la capital danesa, donde antaño desembarcaban barcos cargados de carbón para abastecer de combustible a la ciudad y la grúa descargaba su preciado contenido en el muelle.

    La idea de retomar uno de los últimos símbolos del pasado industrial de Nordhavn, en las afueras del norte de Copenhague, inspiró al arquitecto Mads Møller, del estudio Arcgency, que consiguió magistralmente conservar el diseño de la grúa y convertirlo en un hotel con spa y centro de eventos y conferencias.

    Pasar la noche en una grúa es claramente una forma de salirse de lo establecido, y también es una experiencia especialmente agradable. No sólo por la vista panorámica, sobre el mar, desde un lugar privilegiado de Copenhague. Con dos preciosas terrazas: una para el amanecer (y el desayuno), otra para el atardecer (y los aperitivos).

    Como Copenhague planea convertirse en la primera capital del mundo neutra en emisiones de carbono para el año 2025, la vieja grúa ya no era necesaria. En lugar de demolerla, la convirtieron en «un paraíso estético en medio de un paisaje industrial en bruto» y -mientras otras ciudades borraban esta parte de su historia- el propietario de la grúa, Klaus Kastbjerg, no lo hizo.

    «Es raro encontrar lugares así en Dinamarca, puedes disfrutar de champán con vistas en una antigua sala de máquinas. Y eso no es todo: en la planta baja hay una recepción, en la primera una sala de reuniones y en la segunda un spa con terraza.

    La decoración es minimalista y de diseño, en diversos materiales (madera y piedra), mientras que tanto las paredes como los muebles son negros en homenaje al carbón. Pero el negro también es útil porque limita las distracciones visuales y no resta vistas a Copenhague o al mar:

    «La luz natural influye en nuestro bienestar, en Dinamarca en verano puedes tener sol desde las 5 de la mañana hasta las 10 de la noche algunos días». Estética industrial pero hygge, en un hotel construido en 1944, a 15 metros del suelo, en un entorno tranquilo e íntimo para dos.

    Este singular hotel se llama THEKRANE, todo en mayúsculas. En inglés, «crane» significa grúa, todo desde la máquina con la torre, los tirantes, la cabina de maniobra, la pluma y el gancho. Ya no se encuentran los engranajes metálicos, por supuesto, sino grandes ventanales desde los que -según parece- se vislumbra el puente de Øresund que une Copenhague con Malmöe y, por tanto, Dinamarca con Suecia.

    Desde THEKRANE, podrás alquilar una bicicleta y desplazarte fácilmente por la capital danesa, Capital Mundial de la Arquitectura 2023, con sus excelentes instalaciones y su cómodo transporte público, pero también ideal para ir de mochilero. Sobre todo porque Nordhavn está a unos veinte minutos del centro de Copenhague, y en marzo de 2020 abrieron una estación de metro ad hoc para uso de los aproximadamente cuarenta mil residentes.

    Basta con llegar a Copenhague y resistir la tentación de reservar una habitación en algún establecimiento clásico y canónico, o la primera habitación de hotel que se limpia sola, en un hotel boutique con 155 habitaciones autolimpiables. Elige la vía espartana, ¡elige pasar la noche en la grúa!

    Latest Posts

    TE PUEDE INTERESAR

    Mantente en contacto

    Para estar actualizado con las últimas noticias y anuncios especiales.